La consciencia

¿Qué es consciencia?
El desarrollo de la consciencia
¿Por qué Gestalt?

¿Qué es consciencia?

La Consciencia es la capacidad de darnos cuenta de nosotros mismos y de nuestro entorno.
Saber lo que percibimos por a través de los sentidos y nuestro cuerpo.
Lo que sentimos a través de nuestras emociones.
Lo que pensamos e interpretamos.
Conocer nuestro ego, la personalidad que hemos construido

Consciencia es darnos cuenta de los otros y el contexto en el que estamos
Reconocer los límites entre yo y el otro
Diferenciar nuestras propias necesidades de las de los demás

Y poco a poco ir ampliando esa consciencia
Para saber quienes somos en lo más profundo
Nuestro Ser esencial
Darnos cuenta de nuestro propósito
De la interacción de todo lo que existe
Saber que todos somos uno
Y al mismo tiempo somos una única manifestación de lo divino
Una expresión del amor

Así como desarrollamos capacidades cognitivas o habilidades físicas y emocionales, también podemos desarrollar la consciencia.

Dependiendo de nuestro nivel de consciencia es como percibimos el mundo y a nosotros mismos e interpretamos la realidad.

A medida que vamos desarrollando la consciencia vamos ampliando la visión y la manera de experimentar la vida.

Vamos integrando y trascendiendo etapas anteriores haciéndonos cada vez más cargo de nuestra existencia y nuestras elecciones y siendo la mejor y mas amplia versión de nosotros mismos.

Para que desarrollar la conciencia?

 

Cuerpo:

  • Ampliar nuestras sensaciones
  • Conectarnos con el placer y el gozo
  • Mejorar nuestra relación con el cuerpo
  • Comprender el mensaje de nuestras enfermedades
  • Aceptar y amar nuestro cuerpo
  • Atender nuestras necesidades físicas
  • Tener una sexualidad plena

De las emociones:

  • Reconocer cuando no estamos atendiendo nuestras necesidades
  • Reconocer cuando necesitamos ayuda
  • Guiarnos a sanar heridas antiguas
  • Mejorar la capacidad de autorregularnos
  • Comprender el mensaje de nuestras emociones
  • Mejorar nuestras relaciones interpersonales
  • Desarrollar la empatía
  • Desarrollar la compasión

De los pensamientos:

  • Identificar creencias limitantes y transformarlas
  • Ampliar nuestro punto de vista
  • Diferenciar nuestras interpretaciones erróneas
  • Darnos cuenta de nuestros imaginarios
  • Ver nuestros juicios
  • Compender la influencia de nuestros pensamientos en nuestra realidad

De nuestra espiritualidad y existencia:

  • Reconocer nuestro propósito de vida
  • Desarrollar nuestra intuición
  • Contactar con el amor incondicional
  • Contactar con nuestro Ser escencial
  • Descubrir nuestros dones y talentos
  • Aceptarnos profundamente
  • Vivir en el aquí y ahora

Gran parte de lo que hacemos en el CGS lo hacemos con la Gestalt como base. Sin embargo, la Gestalt es nuestro medio y nuestro fin es el desarrollo de consciencia, y la consciencia no tienen un solo nombre. La Gestalt es una de tantos caminos que elegimos en el CGS.

La Gestalt es una poderosa herramienta para desarrollar nuestra consciencia e integrar las diferentes dimensiones de nuestro Ser: Cuerpo, Mente, Emoción, Espíritu. Nos permite trabajar y sanar nuestros temas humanos y acceder a nuestro Ser más trascendente.

Creada por Fritz Perls, la Gestalt es un enfoque de la Psicología Humanista, que considera que todas las personas tenemos una tendencia hacia el crecimiento y la salud.

Es un enfoque holístico de la experiencia humana, que promueve el desarrollo de todas las potencialidades que tenemos y que nos permite ir del apoyo externo al auto-apoyo, gracias a lo cual podemos hacernos cargo de nuestra vida y nuestra plenitud.

La Gestalt es un profundo enfoque terapéutico y es también una filosofía de vida que puede aplicarse en una gran variedad de ámbitos y situaciones de la vida.

Sigue tres principios : consciencia, presencia y responsabilidad.

Consciencia

Mantener un contacto permanente con nosotros mismos a través de nuestras sensaciones, sentimientos e ideas. De esta manera dejamos de actuar sobre la base de mandatos externos.

Presencia

Estar aquí y ahora con todos sentidos, conectados con el momento presente, lo que nos libera de la angustia del pasado y del futuro.

Responsabilidad

Hacernos cargo, en primera instancia, de lo que sentimos pensamos, posteriormente de la toma de decisiones sobre nuestras acciones y de las consecuencias de las mismas.